Ear-Cuff, el arete de moda.

Ear-Cuff, el arete de moda.

Por Adi Carmona.

La primavera siempre nos sorprende y nos trae tendencias poco comunes y arriesgadas. Esta vez te hablaré de una tendencia que en lo particular a mi me fascina, los Ear-Cuff, un pendiente que cubre toda la oreja abrazando la parte alta y que baja en forma semicircular.

 Una gran ventaja que nos ofrece esta tendencia es adornar la oreja sin necesidad de una perforación adicional ¡está increíble!

Un arete que envuelve tu oreja.

Un arete que envuelve tu oreja.

 

earcuff0

 

Aunque esto parezca algo nuevo, esta tendencia nos remonta a los años 30 cuando la clase alta exageraba con el uso de joyas. Pero ahí no termina la historia, estos increíbles pendientes también estuvieron de moda en los años 80 y 90. Ahora están de regreso para esta temporada, teniendo sus primeras reapariciones en los desfiles internacionales de primavera – verano 2013 de la mano de reconocidos diseñadores, tal es el caso de Roberto Cavalli.

earcuff3

 

 

La tendencia es arriesgada, pero si eres creativa aprovecha una ocasión en la que lleves el pelo recogido, úsalo como detalle sólo en una oreja para no saturar. Te aseguro que te encantará llevarlo y acabará siendo tu accesorio favorito.

Una cola de caballo le va muy bien.

Una cola de caballo le va muy bien.

 

Las opciones son variadas, desde aretes pequeños y sutiles hasta los más glamorosos y coloridos. Si optas por uno de estos mi recomendación para lucirlo es que los demás accesorios que acompañen tu look sean mucho más sencillos, de esta manera equilibras tu look y no lo recargas.

earcuff1

 

Por lo que veo esta tendencia no muestra signos de desaparecer pronto, así que no pierdas más tiempo y consigue el tuyo. Si los Ear cuff hubiesen estado de moda hace algunos años probablemente me hubiese ahorrado un par de infecciones y dolor debido a mi afán por las perforaciones. Con este accesorio no vas a pasar desapercibida y lo mejor es que lucirás con mucho estilo.

¡Recuerda! Está de moda llevar sólo uno, lo mejor es hacerlo con el pelo recogido o el cabello de lado, al contrario del pendiente.